en +1 (855) 5750027 info@squalodivers.com

EL DIARIO DE UN INSTRUCTOR DE BUCEO

Desde que empecé a bucear noté que para hacerlo bien hay que tener ganas.

No es una actividad difícil, pero requiere de buenos hábitos y definitivamente de disciplina.

Cuando empecé a enseñar, me di cuenta de que las ganas de alguien para bucear son imprescindibles para su desempeño. Hay quienes tienen las habilidades necesarias por naturaleza y no importa si ponen empeño o atención, las cosas les salen bien, pero esto no te hace un buen buzo.

Hay quienes tienen que esforzarse más de lo que creían para lograr los objetivos y una vez más la atención e intención de hacer las cosas se hacen necesarias.

Cuando alguien quiere aprender a bucear, el peso del tanque, lo intimidante del mar, la falta de experiencia en el agua, el hecho de no estar diseñados para el medio subacuático, todo eso se supera por las puras ganas de hacerlo. Por el contrario, cuando alguien no tiene ganas, todo eso se convierte en barreras que ellos mismos van poniendo. No importa cuántos argumentos le dé uno como instructor a un estudiante, si este no quiere o no le interesa, encontrará otros.

Por otro lado, si uno quiere hacerlo y tiene algunas limitaciones por miedo o falta de habilidad, uno como instructor se da cuenta y haremos todo lo necesario para romper esas barreras. Esto pues estamos para eso, y no existe mayor gratificación para nosotros que ver cómo alguien evoluciona, enfrentando y superando esas limitaciones en el agua, ver como alguien eventualmente se está moviendo sólo alrededor del arrecife y se mantiene bajo el agua más de 40 minutos, lo aprecia y lo cuida.

Y bueno, inevitablemente también se siente increíble cuando te dan las gracias y te dicen que de no ser por ti no lo habrían hecho (esto es mero alimento para el ego de instructor que tenemos), sin esos detalles ser instructor no tendría sentido.

Sepan que enseñar a bucear es la mejor carrera que una persona amante del mar y el agua puede escoger, pero si todo el mundo tuviera estas habilidades natas, nuestro trabajo no sería tan importante. Nuestros mejores logros son aquellos estudiantes a los que ayudamos a desarrollar esas habilidades desde cero.

Todo el mundo puede bucear, cualquier limitante que tengas o creas tener, tu instructor y tú la enfrentarán juntos y la superarán.

Gabriela Chávez

Text Widget

Nulla vitae elit libero, a pharetra augue. Nulla vitae elit libero, a pharetra augue. Nulla vitae elit libero, a pharetra augue. Donec sed odio dui. Etiam porta sem malesuada.

Recent Comments